Abogado asistencia detenidos Marbella

Abogado asistencia detenidos Marbella

¿Buscando un experto Abogado asistencia detenidos Marbella? Si es así, no le quepa la menor duda que está en el lugar indicado. Y es así, pues SOMOS EL PRIMER DESPACHO DE ABOGADOS DEL PAÍS, ESPECIALIZADO EN LA DEFENSA PENAL DE ESTE TIPO DE SITUACIONES, COMO ABOGADOS EXPERTOS EL DERECHO PENAL, QUE SOMOSO. TRABAJAMOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL. Nuestros abogados tramitan asuntos relacionados con estas situaciones tan excepcionales, en todo el país, participando incluso, en cursos de formación, en esta área concreta del derecho penal. Nuestros abogados intervienen en los asuntos más relevantes a nivel nacional. Puede comprobarlo en la página de inicio de nuestra web, donde hemos colocado algunas intervenciones en las principales televisiones del país; TVE, A3, TELE5, LA SEXTA. (Entre otras). Es por ello, por lo que contamos en nuestro bufete de abogados, con un servicio vanguardista; Un teléfono de urgencias, (abogado urgencias 24 horas Marbella). permanentemente atendido por los mejores abogados penalistas Marbella, (expertos en derecho penal), para resolverle las dudas, que en relación a este tipo de delitos pueda tener. (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

teléfono de urgencias.

teléfono de urgencias.

Es necesario distinguir al respecto entre la asistencia letrada al detenido en las diligencias policiales y judiciales que la Constitución reconoce en el artículo 17.3 como una de las garantías del derecho a la libertad protegido por el n´º.1 del citado artículo, y la asistencia letrada al imputado o acusado que el artículo 24.2 de la Constitución proclama en el marco de la tutela judicial efectiva y del derecho al proceso debido.  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

Efectivamente, la asistencia letrada en las primeras diligencias policiales tras la detención hay que diferenciarla de la que se presta en un proceso penal. En todo caso puede anticiparse que la relación contenida en el precepto legal se extiende mucho más allá del tenor meramente literal del precepto, sin que tenga éste carácter exhaustivo, y sin que se agote en el contenido material del derecho constitucional reconocido en el art. 17.3 de la CE

Esta doble proyección constitucional del derecho a la asistencia letrada guarda paralelismo con los textos internacionales sobre la materia (arts. 5 y 6 del Convenio europeo de derechos humanos, y arts. 9 y 14 del Pacto internacional de derechos civiles y políticos),  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

El presente trabajo tiene por objeto poner de relieve el contenido material del instituto de la asistencia letrada al detenido, garantizada como decimos en el art. 17. 3 de la CE., y desarrollada posteriormente por Ley Orgánica nº. 14/83, de 12 de diciembre, que promulgó el vigente artículo 520 de la L.E.Cr., y ello a partir de la relevante exégesis jurisprudencial que ha venido a complementar las parcas prescripciones legales, relacionadas básicamente en el nº 6 del referido precepto rituario:

Art. 520.6. La asistencia del Abogado consistirá en:  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

a.      Solicitar, en su caso, que se informe al detenido o preso de los derechos establecidos en el número 2 de este artículo y que se proceda al reconocimiento médico señalado en su párrafo f.

b.      Solicitar de la Autoridad judicial o funcionario que hubiesen practicado la diligencia en que el Abogado haya intervenido, una vez terminada ésta, la declaración o ampliación de los extremos que considere convenientes, así como la consignación en el acta de cualquier incidencia que haya tenido lugar durante su práctica

c.       Entrevistarse reservadamente con el detenido al término de la práctica de la diligencia en que hubiere intervenido.

Su aplicación, no obstante, se ha caracterizado por la literalidad respecto de la norma legal de desarrollo, y ello a pesar, como decimos, de la relevante exégesis jurisprudencial por la que se ha dotado de efectivo contenido al artículo 17.3 de la CE, y que, sin embargo ha tenido escasa permeabilidad en la práctica histórica de los operadores por razones que exceden con mucho al objeto del presente trabajo .  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

En estas circunstancias y tras el tiempo transcurrido desde la promulgación del artículo 520 de la L.E.Cr. resulta de todo punto ineludible dar fe del conjunto de criterios consolidados jurisprudencialmente respecto del contenido esencial del derecho a la asistencia letrada y sus límites,   a fin de acomodar esta exégesis jurisprudencial a la realidad empírica y ello en suma como garantía del derecho a la libertad, protegido en el apartado 1º del art.17 de la CE., y cuya más cabal preservación y tutela debe ser garantizada por quienes ostentamos la defensa del justiciable.

A tal efecto procedemos a relacionar, sin ánimo de exhaustividad , los criterios generales que resultan de aplicación en el ejercicio profesional de la asistencia letrada al detenido, tanto en en el ámbito policial o centro de detención como, en su caso, en en el posterior traslado del detenido a dependencias judiciales y todo ello a partir de la legislación aplicable y de su exégesis llevada a cabo de manera pacífica por la doctrina emanada de la jurisprudencia de nuestros más Altos Tribunales, así como de los propios criterios de la Fiscalía general del Estado que han venido a nutrirla.

Criterios legales y jurisprudenciales respecto del contenido material del Derecho a la asistencia letrada al detenido proclamado en el art. 17.3 de la Constitución española  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

 1).- Es la detención de un ciudadano y no la diligencia de declaración de un detenido la que impone la necesidad constitucional de contar con la asistencia letrada en sede policial y, en este sentido nuestro ordenamiento constitucional utiliza expresamente el término Derecho a la “asistencia letrada” y no meramente al derecho a nombramiento de Letrado.

2).- Asistencia al detenido en Comisaría- Centro de detención

 2.1).- Desde la detención será necesaria la asistencia letrada. (Ello sin perjuicio de las excepciones previstas en el artículo 520.5 y concordantes de la L.E.Cr).  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

La Policía Judicial, el Ministerio Fiscal o la autoridad judicial recabarán de inmediato del Colegio de Abogados la designación de un abogado de oficio, si no lo hubiere nombrado ya el interesado. ( Arg. art. 767 LECrim introducido por Ley 38/2002, de 24 octubre).

2.2.-) El Letrado deberá asistir al detenido con la máxima celeridad posible, y, en todo caso en término máximo de ocho horas desde la comunicación de la detención al Colegio de Abogados.

2.3).- El Letrado asistente durante la práctica de las diligencias instructoras puede identificarse ante los funcionarios policiales a través del carnet profesional del Colégio de Abogados al que pertenezca.

2.4).- El letrado puede comunicarse con el detenido, antes y durante la declaración policial, y en general en cuantas diligencias participe en esta sede si bien estas comunicaciones no pueden tener en ningún caso el carácter de reservadas, hasta que haya sido cumplimentada el acta de declaración. ( Salvo las asistencias letradas que se lleven a cabo en el ámbito de la Justicia de menores en cuyo caso el letrado puede entrevistarse reservadamente con su defendido con anterioridad a la declaración en sede policial.).  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

2.5).- El letrado asistente está facultado para recabar información en sede policial sobre la causa de la detención, delito que se imputa a su defendido y lectura de derechos, copia de la declaración y derecho a solicitar una nueva así como hacer las observaciones que estime convenientes, y, finalmente, tiene igualmente derecho a una entrevista reservada entre el Letrado y el detenido, tras finalizar el acta de declaración , y que deberá desarrollarse en condiciones que garanticen esta reserva.

2.5.1).- El letrado asistente no tiene derecho a acceder al contenido del atestado policial en su asistencia en Comisaría-Centro de detención, hasta que no le sea facilitado en dependencias judiciales y siempre y cuando las mismas no sean declaradas secretas mediante resolución judicial expresa.

 2.6).- El Letrado asistente, además de constatar a través del acta que la documente, que el detenido tan pronto practicada la detención haya sido informado de sus derechos constitucionales contenidos en el artículo 520.2 de la L.E.Cr. , se asegurará de que los mismos hayan sido debidamente comprendidos y en su caso dará fe de la nueva lectura en su presencia y ello deberá constatarse de manera previa a cualquier otra cuestión que se le formule por la policía a la persona privada de libertad.  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

Específicamente se exhorta:

2.6.1).- Respecto de las denominadas “preguntas generales de la Ley”, previas a la declaración en sentido estricto, parece aconsejable que el Letrado asistente valore su procedencia cuando alguna de esas cuestiones excedan a las legalmente previstas, y en atención a las circunstancias concurrentes en el detenido, y los hechos que le son imputados, puedan incidir en el derecho de defensa del acusado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 24 CE.

2.6.2.- El Letrado asistente cuide de que sea informado de su derecho constitucional a solicitar “habeas corpus” si considera que su detención no está justificada legalmente o que transcurre en condiciones ilegales, como por sobrepasar los términos legales o agotarlos innecesariamente

 2.6.3.- El letrado designado debe adoptar las medidas necesarias para garantizar el derecho del detenido a ser reconocido por facultativo, cuando éste así lo demande o, cuando el propio letrado así lo considere.

 2.6.4.- La asistencia letrada implica igualmente el derecho a que se haga constar en la declaración cuantas incidencias se hayan producido que sean relevantes respecto del contenido de la diligencia practicada así como respecto de cualquier otra circunstancia que pueda tener afectación en los derechos fundamentales del detenido, de conformidad con lo previsto en el art.. 520.5 LECrim.  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

 2.7. – La asistencia letrada conlleva el necesario control formal no solo respecto de la procedencia de la detención sino también de su duración en el   tiempo y la procedencia de su mantenimiento para la ulterior puesta a disposición judicial del detenido, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 17.2 de la C.E., 520 .2 y 496 de la L.E.Crim..

2.7.1).- El plazo de 72 horas establecido con carácter general es un límite máximo,   teniendo en cuenta además que el periodo de detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos.

2.7.2).- Resulta recomendable auspiciar el control por parte del Letrado asistente de las facultades que se confiere a los responsables de la instrucción policial establecida en el nº 3 del artículo 492 de la L.E.Cr. , y en los supuestos de presuntos delitos que no lleven aparejada pena privativa de libertad, y que permite dejar sin efecto la detención practicada si concurren las circunstancias previstas en dicho precepto, control que, en todo caso debe hacerse extensivo   a la aplicabilidad de los supuestos contenidos en los artículos 495 y 496 de la L.E.Cr., respecto de hechos presuntamente constitutivos de falta.  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

3.- Tras la declaración en sede policial

3.1.- El detenido, tras la diligencia de declaración, tiene derecho a entrevistarse reservadamente con el Letrado asistente. ( art. 520.6 L.E.Cr.).

3.2.-. El Letrado asistente, tras entrevistarse con el detenido, puede seguir manteniendo contacto con éste, en los términos del artículo 523 de la LE.Cr.

3.3.- Es aconsejable que el Letrado asistente recabe información respecto de la situación en la que resta el detenido y específicamente respecto de su puesta a disposición judicial sin mayores dilaciones y, en su caso, recabe se consigne en diligencia aquellas razones aducidas por el Instructor para posponerla, interesando se comunique ello de inmediato al Juez competente .

4.- Asistencia en el Juzgado de Guardia

4.1. El Letrado asistente tiene derecho a tomar vista de las diligencias con la debida antelación a la toma de declaración de su asistido. (salvo resolución judicial al respecto).

4.2.- El letrado asistente tiene derecho a mantener con el detenido entrevista antes y después de la declaración.

4.3.- En general es su deber trasladar ante el órgano judicial cuantas incidencias se hayan suscitado hasta la comparecencia del detenido ante S.Sª. y que no se encuentren consignadas en las diligencias.

4.4.- Recabar examen médico forense y la toma de análisis o muestras que resulten necesarias para acreditación de circunstancias relevantes para su defendido, interesando que tales solicitudes queden debidamente documentadas en autos.

4.5.- Asistir a las diligencias que puedan ser acordadas por el Juez Instructor de oficio o a instancia de las partes.

Asistencia al detenido en Comisaria- Centro de detención

2.1.- El vigente artículo, art. 767 L.E.Cr., introducido por L.O. 38/2002 de 24 de octubre, (Anexo Il) exige expresamente como, desde la detención, es precisa la designación de letrado.

No obstante lo anterior, y como excepción al mandato del art. 767 LECrim (que impone con carácter preceptivo la asistencia letrada a todo detenido o imputado) sigue vigente el art. 520.5 LECrim, que permite la renuncia del detenido o preso a la preceptiva asistencia de Letrado cuando los hechos sean susceptibles de ser tipificados exclusivamente como delitos contra la seguridad del tráfico. No es posible interpretar que, con la entrada en vigor de la Ley 38/2002 y en particular del citado art. 767 LECrim, se ha producido una derogación tácita del art. 520.5 LECrim.

En primer lugar, porque es posible una interpretación coherente de ambos preceptos, de acuerdo con la cual el segundo de ellos se perfila como excepción a la regla general establecida por el primero. Pero, sobre todo, porque la actual redacción del art. 520 LECrim le fue dada por la LO 14/1983, y no puede ser derogada por una Ley ordinaria.

Sin embargo, la aplicación del art. 520.5 LECrim, que exceptúa la imperatividad de la asistencia letrada al detenido en el concreto supuesto de los delitos contra la seguridad del tráfico, no es extensible al momento posterior en que el imputado comparece a declarar ante el Juez de Instrucción; en este momento, recobra toda su vigencia el mandato generalizado del art. 767 LECrim, singularmente cara a una posible conformidad. (Circular 1/2003 de 10 de abril de Fiscalía General del Estado).  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

2.4.- “El Letrado debe asegurar con su presencia personal que los derechos constitucionales del detenido sean respetados, que no sufra coacción o trato incompatible con su dignidad y libertad de declaración y que tendrá el debido asesoramiento técnico sobre la conducta a observar en los interrogatorios, incluída la de guardar silencio, así como sobre su derecho a comprobar, una vez realizados y concluídos con la presencia activa del Letrado, la fidelidad de lo transcrito en el acta”. SSTC 199/2003, 21/1997, 252/1994 196/87 y Consulta 2/2003 de 18 de diciembre de Fiscalía General del Estado.

“La exigencia de asistencia letrada al detenido al tiempo de prestar declaración en sede policial, con absoluta libertad del Letrado para intervenir en la práctica de dicha diligencia, cuidando que sean respetados en su integridad los derechos de su defendido, haciendo las observaciones que juzgara oportunas y denunciando ante las autoridades judiciales competentes aquellos comportamientos policiales que, en su caso, pudieran resultar lesivos de tales derechos, constituyen prevenciones que respetan escrupulosamente el contenido del derecho fundamental reconocido en el art. 17 CE… . Asimismo en el curso de su declaración , el detenido, obviamente puede contar con el preceptivo asesoramiento técnico al celebrarse la misma bajo la garantía de la contradicción. (T.C. Auto nº 23/2006 de 30 de enero F.Dº 2º, SSTC 196/1987 y 11/1981, entre otras muchas.  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

Por último, la notificación de la detención y de la preceptiva designación de abogado, bien de libre elección, bien del turno de oficio, sería exigible fuera cursada a la mayor brevedad al   Colegio de Abogados correspondiente. Al respecto, sería especialmente conveniente que el servicio de asistencia al detenido del Colegio recabara de la pólicía e informara al Letrado designado del día y hora de la detención y hora en la que se ha recibido el telefonema a fin de propiciar por parte del Letrado el debido control tanto respecto de la detención del ciudadano como de su duración.

Epígrafes 2.5., 2.5.1: Es el conocimiento de la acusación que se formula contra una persona a los efectos del derecho de defensa lo que adquiere relevancia constitucional pues es la detención y no la diligencia de declaración del detenido, la que impone la necesidad de contar con la asistencia letrada en sede policial.

(STS 1283/2000 y Consulta 2/2003 de 18 de diciembre de Fiscalía General del Estado ANEXO lll).

STS 1283/2000, F. Dº. Primero, punto 4: “La pretensión de obtener copia de todo el atestado puede incidir negativamente en la investigación, que en ese momento inicial puede afectar a otras personas u otros delitos. Lo que realmente importa y tiene relevancia constitucional es el conocimiento de la acusación que se formula contra una persona a los efectos del derecho de defensa, siendo suficiente en ese momento , como razona la Sala a quo, con tener conocimiento de la causa de la detención, delito que se le imputa y lectura de derechos, copia de la declaración y derecho a solicitar una nueva y de hacer las observaciones que estime convenientes y a la entrevista reservada entre el letrado y el detenido, lo que fue cumplido de un modo riguroso en la forma establecida en el artículo 520 de la L.E.Cr. , especialmente la de los apartados 2 y 6 y sin perjuicio de ejercitar los derechos que en la fase instructora propiamente dicha le otorgan los artículos 118 y 302 L.E.Cr., tomando conocimiento de las actuaciones e interviniendo en la práctica de diligencias…”

Epígrafe 2.6. Debemos recordar que el Letrado se encuentra legitimado para formular Habeas Corpus en representación de su defendido. (SSTC nº 37/2008, 31/2003, entre otras).

Nos remitimos en lo menester a:  (Abogado asistencia detenidos Marbella). 

.- Ley 6/1984, de 24 de mayo de 1.984 de procedimiento de Habeas Corpus.

.- Instrucción 12/2007 de la Secretaria de Estado de Seguridad sobre “comportamientos exigidos a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para garantizar los derechos de las personas detenidas o bajo custodia policial”,(Instrucción Tercera . punto3). ( ANEXO lll ).

Epígrafe 2.6.1.- Estas cuestiones de carácter general, previas a la declaración del detenido, pueden versar sobre extremos que en atención al delito-s atribuidos, podrían hallarse sometidos al derecho constitucional del detenido a no declarar contra si mismos y a no confesarse culpables.

Ejemplificativamente, salario que percibe, hijos habidos, etc. En todo caso compete al Letrado asistente una valoración ponderada al respecto.

Epígrafe 2.7. El artículo 17.2 de la L.E.Cr. establece que la detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos.. Por su parte el artículo 496 de la L.E. Cr. establece que : “ el particular, Autoridad o agente de Policía judicial que detuviere a una persona en virtud de lo dispuesto en los precedentes arts, deberá ponerla en libertad o entregarla al Juez más próximo al lugar en que hubiere hecho la detención dentro de las veinticuatro horas siguientes al acto de la misma.” Por su parte el art. 520 .2 la extiende a las 72 horas. (salvo, por supuesto, lo establecido en la legislación antiterrorista).

Según la STC 31/96: “El plazo máximo de 72 horas que establece la Constitución es un límite máximo de carácter absoluto, para la detención policial, cuyo cómputo resulta inequívoco y simple. Pero ese plazo es un límite del límite temporal prescrito con carácter general por el mismo precepto, sobre el cual se sobrepone, sin reemplazarlo, el tiempo estrictamente indispensable para realizar el fin al que sirve privación cautelar de libertad”.

Lo verdaderamente determinante respecto del plazo razonable para el mantenimiento de la detención policial de personas y su posterior puesta a disposición judicial viene marcado por la existencia o no de dilaciones indebidas. En este sentido el artículo 5.3 del Convenio Europeo para la Protección de los derechos humanos y de libertades fundamentales, (Convenido de Roma 4 de noviembre 1950), establece que toda persona detenida preventivamente deberá ser conducida sin dilación a presencia del Juez. En el caso de incumplimiento tendrá derecho a una reparación.

En suma, cuando la prolongación de la detención, resulte manifiestamente innecesaria, no solo se podrá formular una solicitud de Habeas Corpus sino también demandar una reparación, ello sin perjuicio de que por tales hechos pueda derivarse la comisión de un delito por parte de los agentes actuantes, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 530 y siguientes del C.P y 496 de la L.E.Cr.

A efectos ejemplificativos respecto de la importancia de impedir indebidas dilaciones o demoras injustificadas en la puesta a disposición judicial del detenido nos remitimos a la Instrucción 12/2007 de la Secretaria de Estado de Seguridad sobre “comportamientos exigidos a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para garantizar los derechos de las personas detenidas o bajo custodia policial”,: “… hay que tener en cuenta que nuestro ordenamiento jurídico impide mantener a una persona detenida bajo custodia policial más allá del tiempo estrictamente necesario para la práctica de los actos de investigación tendentes a la identificación del detenido, el esclarecimiento de los hechos y la obtención de efectos y pruebas relacionados con tos mismos.

Por ello, una vez finalizadas cuantas diligencias hubiera sido preciso realizar, el detenido debe. sin más demora, ser puesto a disposición de la Autoridad judicial o en libertad.”

Epígrafe 2.7.2.).- Establece el párrafo 2º, nº 3º del art. 492 del la L.E.Crím. una aparente facultad discrecional de la Autoridad o agente por la que se les faculta a dejar sin efecto una detención cuando pueda presumirse racionalmente que el detenido comparecerá cuando sea llamado por el Juez o Tribunal competente. Sin embargo, en un Estado de Derecho parece sabido que toda facultad aparentemente discrecional se ecnuentra jurídicamente vinculada a partir del sentido de la norma y es , desde luego, susceptible de control jurisdiccional respecto del uso que de la misma se haga. Esta relevante atribución que se confiere a la Autoridad y sus agentes, y de su puesta en relación con el carácter excepcional que supone toda privación de libertad resulta aconsejable que pueda ser sometida a control.

Las referencias que aparecen el el artículo 492 L.E.Crím respecto de la “prisión correccional”, debe entenderse, de conformidad con la Disposición Transitoria undécima de la L.Orgánica 10/1995, que aprobó el vigente C.Penal, se corresponde en la actualidad con pena menos grave ( 6 meses a tres años de prisión).

Epígrafe 3.- Artículo 523 L.E.Cr.: “ Cuando el detenido o preso deseare ser visitado por un ministro de su religión, por un médico, por sus parientes o personas con quienes esté en relación de intereses, o por las que puedan darle sus consejos, deberá permitírsele con las condiciones prescritas en el reglamento de cárceles, si no afectase al secreto y éxito del sumario. La relación con el Abogado defensor no podrá impedírsele mientras estuviere en comunicación”.

Epígrafe 4.- Artículo 775 L.E.Cr.” En la primera comparecencia el Juez informará al imputado, en la forma más comprensible, de los hechos que se le imputan. Previamente, el Secretario le informará de sus derechos y le requerirá para que designe un domicilio en España en el que se harán las notificaciones, o una persona que las reciba en su nombre, con la advertencia de que la citación realizada en dicho domicilio o a la persona designada permitirá la celebración del juicio en su ausencia en los supuestos previstos en el artículo 786.

Tanto antes como después de prestar declaración se le permitirá entrevistarse reservadamente con su Abogado, sin perjuicio de lo establecido en el apartado c del artículo 527.”. ( Redacción dada por Ley nº 38/2002 de 24 de octubre).

Be Sociable, Share!