Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga

Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga

Bienvenido a la página web de nuestro despacho de abogados Málaga. Somos especialistas en derecho penal, y concretamente en la defensa y acusación de delitos de tal índole.

En este concreto artículo, vamos a poner en conocimiento de nuestros lectores dos figuras delictivas muy habituales.

Nos proponemos abordar en este artículo la configuración legal respecto de dos conductas típicas, atentado y resistencia, cuya distinción puede resultar de interés especialmente según sea la posición que asuman nuestros clientes en el procedimiento. (Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga).

Así, diremos que:

1.- Por lo que hace al delito de atentado, éste viene previsto en el artículo 550 del Código Penal Español (CP) en el que se castiga como reo del mismo a quienes “empleen fuerza contra ellos –autoridad, agentes o funcionarios– los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellos”.

Ante esta situación se hará preciso señalar que las conductas que, según nuestra Jurisprudencia dan lugar a la apreciación de este tipo penal consisten en: acometimiento, empleo de la fuerza física, intimidación y resistencia grave.

Éste es el parecer de la Sala Segunda de nuestro Tribunal Supremo que se ha venido reiterando desde antaño, en Sentencias tales como las de 12 de noviembre de 1.922 y 30 de abril de 1.993, llegando a señalar más recientemente que “De hecho, la conducta del acusado que se describe en el “factum” es de oposición a la actuación legítima del agente de la autoridad. Tradicionalmente se había venido considerando que esa oposición deberá reputarse grave cuando vaya acompañada de acometimiento o del empleo de la fuerza o la intimidación, y no grave cuando sea meramente pasiva o inerte, aunque aún en este caso es necesario que sea manifiesta y tenaz. Así, se consideraba delito de atentado la reacción activa y violenta, con empleo de fuerza física”. (Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga).

Continuando con la exposición, el sujeto activo resulta indeterminado al venir introducido por la locución “los que”; sin perjuicio de la agravación operante en virtud del artículo 552.2 CP si el responsable de la conducta fuera a su vez autoridad, agente o funcionario público que se prevaliera de dicha condición. En otros términos, puede resultar autor responsable del delito cualquiera.

En lo tocante al sujeto pasivo, éste viene acotado a los indicados en el tipo penal, que se refiere a “autoridad”, “funcionarios públicos” y “agentes”, no encontrando mayor problema la configuración de las dos primeras, dado el contenido del propio artículo 24 del CP; e interpretándose por agente de la autoridad a quien se encargar de dar cumplimiento a las órdenes de la autoridad. (Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga).

Es de señalar; no obstante, que el precepto completa su dicción literal exigiendo que el sujeto pasivo debe encontrarse en el ejercicio de sus funciones –“ejecutando funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”–, resultando irrelevante invocar el error subjetivo aún cuando la víctima no vaya de uniforme si se identifica como tal. Ello según STS 51/2001, de 26 de enero y 1257/2003, de 25 de noviembre, entre otras.

No obstante lo anterior, y dado el marcado elemento subjetivo del delito, al exigir que la conducta criminal venga presidida por el ánimo interno de atentar conscientemente contra el sujeto pasivo en atención a su condición, se exigirá con carácter excluyente la presencia del dolo; esto es, la representación, asunción y voluntariedad de obrar en la forma descrita en el tipo frente al sujeto pasivo. En este sentido, quedará excluido de aplicación cualquier género de venganza o rencilla irrogada frente a quien ostentara aquella cualidad antaño, pero no en el momento de los hechos puesto que, no existe un estatuto personal sino “post officio sed in contemplationi officii”, tal y como establece la STS 1065/1992, de 12 de mayo.

2.- Por su parte, como avanzábamos, el delito de resistencia del artículo 556 se configura como un delito excluyente del de atentado, además de incorporar unas notas diferenciadoras propias, como el “resistir” o “desobedecer”, que a su vez deben mostrarse manifiestas y tenaces.

La interpretación jurisprudencial sobre este precepto ha evolucionado hasta el punto de distinguir entre la desobediencia grave, que implicaría la aplicación del artículo 550 CP –atentado–, la propia del artículo 556 CP, así como la desobediencia leve, que daría entrada a la falta que prevé el numerario 634 CP.

Asistimos pues a un cambio en los criterios jurisprudenciales por motivos de política criminal, y en aplicación del principio de proporcionalidad, de modo que se hace obligado “excluir aquellas conductas de menor entidad que ni gramatical ni racionalmente pueden ser calificadas de atentado sin forzar el sentido del término“ –STS 740/2001, de 4 de mayo–, siendo que “en el delito de resistencia del artículo 556 tiene cabida, junto a los supuestos de resistencia pasiva, otros de resistencia activa que no estén revestidos de dicha nota de gravedad” –STS 1828/2001, de 16 de octubre– .

Tal y como recoge la STS 996/2000, de 5 de junio, la evolución en cuanto al bien jurídico protegido en estos delitos ha comportado que, más que el tradicional principio de autoridad, se conforme por la garantía del buen funcionamiento de los servicios y funciones públicas, por lo que, en la obligada subsunción al caso concreto que debe llevar a cabo el Juzgador, habrá que tener muy en consideración los elementos descritos más arriba para saber deslindar si la actividad típica del sujeto activo reúne los parámetros del atentado o de la resistencia. (Abogado delito atentado y resistencia autoridad Málaga).

Be Sociable, Share!