ABOGADO PENAL MÁLAGA

Un Abogado Penal Málaga es esencial cuando un  familiar o amigo ha sido detenido, por la supuesta comisión de un delito. Todo detenido, tiene derecho a contratar y a que le asista un Abogado Penal Málaga de su confianza.

El Abogado Penalista Málaga de nuestra Firma le asistirá tanto en la Comisaría de Policía como en el Juzgado de Guardia. Ello es vital de cara a proporcionarle la mejor defensa jurídica dentro del proceso penal.

Para ello RINBER  Abogado Penalista Málaga se pone a su disposición en régimen de 24 horas, incluido fines de semana y días festivos en el 627467043.

En el momento de la detención es esencial localizar a un Abogado penalista de confianza y que domine la materia. Una asistencia en Comisaría desacertada puede conllevar el desastre en el procedimiento judicial posterior. Por el contrario un asesoramiento jurídico acertado en el momento de la detención ES ESENCIAL para el devenir del proceso judicial posterior.

ABOGADOS PENALISTAS MÁLAGA

Para que Ud lo sepa, son ramas del derecho penal, entre otras las siguientes:

Alcoholemias,  Malos Tratos, Menores, Juicios de delitos leves, Violencia de Género, Delitos Informáticos, Estafas, Violaciones, Delitos contra los Trabajadores, Tráfico de Drogas, Delitos Contra la Seguridad del Tráfico, Lesiones, Homicidios, Juicios con Jurado.

En Nuestra Firma contamos con importantes éxitos como Abogado Penal Málaga, RESOLVEMOS SUS DUDAS GRATIS Y SIN COMPROMISO.

Las amenazas e injurias (arts. 169 y ss., 208 y 620.2 CP) que puedan producirse en el marco de ejercicio del derecho-deber de corrección podrían estar amparadas por la causa de justificación siempre que además de necesarias y adecuadas al fin educativo no supongan lesión alguna de la integridad psicológica del hijo. Se deberá ser especialmente respetuoso con el principio del debido respecto a la dignidad de la persona humana y a los límites establecidos por el Código civil (en particular, el respeto a la integridad psicológica del hijo no emancipado).

Por ejemplo: con respecto a las posibles injurias vertidas por Martín contra su hija Isabel, lo primero que será preciso es comprobar si se da el animus iniuriandi propio de este delito (de no ser así, la conducta habrá de ser declarada simplemente atípica). Si concurre tal ánimo y no concurre el ánimo de actuar en legítimo ejercicio del derecho-deber de corrección, la conducta será típica y antijurídica. En caso de que coexistan ambos elementos subjetivos será preciso ponderar la necesidad y adecuación de la expresión al fin educativo perseguido.

En todos los supuestos anteriores resta la posibilidad de que concurran los requisitos de otras causas de justificación (como la legítima defensa o incluso el estado de necesidad), que supondrán la actuación lícita de los padres sin que sea preciso que su intervención esté relacionada con un posible derecho-deber de corrección.

Be Sociable, Share!